Our Blog

Smartcities: ¿cuál es el cociente intelectual de tu ciudad?

Las ciudades son inteligentes si las hacemos capaces de comunicarse con cada uno de nosotros. Si me da servicio y yo le doy servicio a ella, si me ayuda y yo la ayudo a ella. La inteligencia en las ciudades tiene necesariamente un componente de cooperación y entendimiento entre ambas partes. Mi ciudad es más inteligente no porque esté automatizada, robotizada, informatizada… Mi ciudad es inteligente si nosotros somos inteligentes, es decir, capaces de escucharla.

Es aquí donde podemos decir que juega un papel importante la tecnología entre mi ciudad y yo, en cómo ambas partes podemos comunicarnos recibiendo información el uno del otro conectando necesidades. Las que yo tengo de ella y las que ella tiene de mi como ciudadano. Querré que me diga dónde cree que puedo aparcar el vehículo que conduzco en este momento, liberándome así de dar vueltas y más vueltas, de esas que terminan poniéndome nervioso, provocando un consumo innecesario de combustible, contaminando e incrementando el riesgo de provocar un accidente. A mi ciudad empezaré a plantearle preguntas que para que sus respuestas sean útiles ella me tendrá que responder en tiempo real.

La evolución de los dispositivos móviles a lo que entendemos por teléfono inteligente ha provocado la caída de la primera ficha de dominó. Un dispositivo de poco peso y gran funcionalidad continuamente pegado a mí capaz de contener un gigantesco número de aplicaciones. Eso sí, unas más inteligentes que otras.

Mi ciudad, entendida como un ecosistema, empieza ya a comunicarse conmigo en tiempo real a través de esta interface que tengo en el bolsillo. Algo que me conecta con ella cómo y hasta dónde yo decida.

Gracias a una aplicación pensada en nuestra seguridad como ciudadanos, ella hablará. Me avisará de las incidencias que puedan afectar a mi vida cotidiana. Hasta querré que me ayude a sentirme más seguro comunicando una emergencia de la manera más objetiva posible tan solo enviando una imagen en dos pasos, participando en un entorno colectivo de seguridad ciudadana. Las calles hablarán según las horas del día, las tiendas de mi barrio ya lo hacen, informándome de sus mejores promociones en tiempo real. O como con la aplicación Juga Verd Play, revolucionar la educación en valores de nuestros hijos a través del deporte escolar.

Esta nueva relación entre tú y tu ciudad, no ha hecho más que empezar.

 

José Antonio Gallego

Consejero Delegado de Einsmer Pacto Generacional

 

Fuente: Anuario 2014 del Baix Llobregat i l’Hospitalet (El Far)

Tags:

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!